miércoles, 1 de noviembre de 2017

Día de Todos los Santos

   Hacía mucho tiempo que quería publicar un post como este, pero no me atrevía. Y lo pongo en este blog aunque no tiene nada que ver con la temática, porque es el que más visitas recibe. Cuando el Halloween importado de los USA inunda las calles, las teles, las tiendas y los blogs (y los retos), me siento rara. De niña, no recuerdo que existiera esa fiesta. Al menos en mi pueblo toledano el 1 de noviembre se iba al cementerio a limpiar lápidas y nombres en letras doradas y adornarlas con flores.

   Yo acompañaba a mis padres (mi hermano solía escaquearse) a dos cementerios diferentes, muy de mala gana. Cuando mi padre falleció, en el 2005, la situación cambió. La ocasión era especial, era otro año, otro año sin mi padre y no podía evitar romper a llorar. Cuando mi hermano pasó, tuve que llevar yo a mi madre, hasta que fue superior a mis fuerzas y le dije a mi hermano, que vive en otro pueblo toledano, que la llevara él, para no desplazarme desde Madrid. Pero no podía dejar de acordarme de mi padre y echarle mucho de menos. Ahora ya no va nadie a limpiar su tumba ni a ponerle crisantemos frescos. Mi madre es muy mayor y no puede, mi hermano pasa. A mi me afecta demasiado.

   Así que hoy, confieso que soy anti-halloween, no es un día alegre para mí con fantasmas y esqueletos, y aunque no soy católica, celebro el "día de todos los santos", el día de mi padre. Es un día triste, y pensaré en él y le añoraré mucho. Y lloraré. Y como no tengo crisantemos frescos (como los que mi propio padre cultivaba en su huerto, grandes y olorosos), pongo como ofrenda para él estas rosas de ganchillo que hace tiempo hice.



Descansa en paz, papá, que sigues viviendo en mi memoria.

Muchas gracias por vuestras visitas y vuestros comentarios.




lunes, 30 de octubre de 2017

Mi unicornio azul


“Mi unicornio azul ayer se me perdió,
y puede parecer acaso una obsesión,
pero no tengo más que un unicornio azul.
Y aunque tuviera dos, yo sólo quiero aquel.”

Silvio Rodríguez (Mi Unicornio Azul, 1982)

Al parecer, Silvio quería escribir pero no le venía la inspiración. Entonces pensó que las musas lo habían abandonado, y pensando en ello, escribió unicornio.

"El unicornio es una criatura mitológica representada habitualmente como un caballo blanco con patas de antílope, barba de chivo y un cuerno en la frente. En las representaciones modernas, sin embargo, es idéntico a un caballo, sólo diferenciándose en la existencia del cuerno mencionado.
El unicornio es un animal fabuloso protagonista de numerosas historias y leyendas. En la Edad Media estaba considerado como un animal fabuloso capaz de derrotar a animales más fuertes físicamente, incluso elefantes."
Fuente: Wikipedia


El reto amistoso de este mes, el número 94, organizado por Esther Mg, la creadora del estupendo blog Flor de Dys, nos propuso crear sirenas o unicornios, esos dos seres fantásticos que pueblan múltiples leyendas. No tuve dudas, haría un unicornio, un amigurumi, of course. Este lo he hecho con hilo de algodón y ganchillo del 2 y del 1.5, o sea que me ha costado hacerlo debido a mi elevada miopía.
El resultado es un unicornio medio dormido, de color azul, que mide unos 8 cm.
El patrón lo he obtenido de esta página.
Aquí lo podéis ver en diferentes posturas.
















Se me ha ocurrido añadir florecillas y mariposas ya que parecía adecuado al origen mágico del animalito. El cuerno lo he hecho con un hilo blanco brillante, y he añadido un brillo en la punta.



Y para terminar, la canción de Silvio Rodriguez que habla sobre su unicornio azul:


Espero que os haya gustado mi pequeño unicornio blue.
El resto de las creaciones están aquí.




Muchas gracias por vuestras visitas y vuestros comentarios.



miércoles, 11 de octubre de 2017

Ositos amigurumis (Reto mensual blogueros)

(Sorry, no me ha funcionado la programación)
Bueno, siento haber estado missing tanto tiempo. Ha sido por dos motivos: no encontrar mi cámara fotográfica y mi estado de salud. Pero he vuelto :)
Y he vuelto gracias a los encantadores Sandra y  Dani que fueron tan amables de invitarme personalmente para su "Reto mensual blogueros", ya que con el post de su estupendo blog SandryCreaciones fueron los ganadores del mes anterior con unos preciosos broches de mariposas. Este mes han propuesto hacer manualidades sobre los osos. Y últimamente no hago mucho ganchillo, estoy más con manualidades y bricolaje, pero bueno, voy a volver a mis origenes, me he dicho, aunque mi vista no es muy buena, así que hala, dos osos de ganchillo. Iban a ser tres, pero no me ha dado tiempo.



Y sin enrollarme más, os presento a mis ositos. Una osita azul con su vestidito (no me ha quedado muy bien, coser no es lo mío, y menos si se hace con prisas).



Tiene piernas móviles, o sea que puede andar, y en el tutorial le maquillan la cara, pero maquillar no es lo mío, y a riesgo de dejarla peor, pues la he dejado con la cara recién lavada.
Os subo una imagen del patrón original sin el vestido (olvidé hacerle una foto a la mía).


El patrón lo podéis encontrar aquí. Está en ruso, pero con el traductor de Chrome se puede traducir al inglés o al español y se entiende bastante bien.

El segundo osito es un bebé.


Con su chupete y su biberón. Como siempre, no me siento satisfecha del resultado de los dos amigurumis (soy una perfeccionista, agghh). Así que no espero votos. Pero dicen que lo importante es participar :)

El patrón del osito bebé está aquí. Esta vez en inglés.

Y aquí están juntos la simpática parejita.



La osita mide unos 10 cm de altura y el chiquitín un poco menos. Hechos con hilo de algodón y ganchillo de 2.15.

Espero que os haya gustado.

NOTA: en la página de Retos podéis ver que participo en el reto mensual amistoso 94 del blog Flor de Dys.

Muchas gracias por vuestras visitas y vuestros comentarios.


miércoles, 10 de mayo de 2017

Cuadro marinero


A pesar de que sigo con mis problemas familiares y de salud, me atrajo mucho el reto, porque hace tiempo que tenía ganas de hacer algo con las conchas que llevo coleccionando desde hace años. El mar, ese inmenso y misterioso paisaje, no lo conocí hasta que fui jovencita, en el instituto. Soy de secano, de tierra de La Mancha, y el mar quedaba muy lejos y mis padres no viajaban. Miento, vi el mar con 8 años cuando fui a La Coruña a ver a mi hermano que estaba estudiando en un colegio interno. Pero para mi desgracia no pude bañarme porque hacía frío. En junio. Luego, con unos 13, el cole nos llevó a Andalucía y conocí Nerja y sus playas. Aunque lo que más recuerdo es mi viaje a Palma de Mallorca, con el Instituto, yo con 17 años, ligando por primera vez en una pista de baile... Y bañándome en las playas mallorquinas repletas de alemanes.
La última vez que vi y me bañé en el mar fue en diciembre del año pasado. No, no estoy loca. Estaba en La Palma (en Canarias), una isla preciosa, con bosques de laurisilva y playas rocosas que dan al Este (las que pude conocer). En fin, no me enrollo, paso a enseñaros mi manualidad.

La materia prima fue un cajoncito de 13 cm x 11 cm x 4 cm. No hice la foto del antes, de la madera sin pintar. Pero lo cogí de mi casa del pueblo y debe tener unos 70 años.

Primero, la imagen final:


Un cuadrito que se puede colgar en la pared o poner sobre una estantería. Lleno de conchas, caracoles, arena, redes, un palito, y hasta una perla :)

Y ahora el paso a paso.




Después de lijar el cajoncito y limpiar el polvo, lo pinté de azul marino por fuera y de azul claro o turquesa por dentro. No estoy segura porque yo hice las mezclas con pinturas acrílicas hasta que salió el color que deseaba.
Lo barnicé con barniz incoloro al agua y puse unos clavos sin cabeza para sujetar los pequeños estantes.


Estos son los estantes vistos por debajo. Los hice con palos de helado anchos y los palitos cruzados que los unen son pequeños.


Aquí ya he puesto los estantes. Se me olvidó decir que quité el pomito que tenía el cajoncito (perdón por tanto diminutivo, pero es que es muy pequeño).


Aquí ya he añadido algunas conchas y una red de ganchillo, y unas piedritas; y unas rocallas (creo que se llaman así) transparentes de diferentes colores, como si fuera arena multicolor.
El nudo marinero de la derecha hecho en ganchillo lo quito luego.


Aquí ya he rellenado todo con caracoles y conchas de diversas especies. Si tuviera ganas, y no quisiera aburriros, buscaría cada tipo y os explicaría qué son y cómo se llaman, pero eso para otra ocasión :).


Aquí se ve un detalle de la parte superior.


Aquí un detalle de la parte inferior. He quitado el nudo marinero porque no me convencía y puse otra red color turquesa, como una red de marineros, y un palito en el lateral. Si os fijáis, ¡hay una perla!


Perdonad que se vea un poco borroso, aún no controlo mi cámara en los planos cortísimos...


Y más fotos de la cajita marinera...


Aquí se ve el color de la parte superior (el mismo de los laterales) y la bonita concha que encontré no sé donde que ahora corona el cuadrito marinero. Espero que os haya gustado.

Esta entrada participa en el Reto Mensual Blogueros/as, propuesto por el magnífico blog que construyen Sandra y Dani, SandryCreaciones. Podéis ver la entrada del reto en este enlace. El tema elegido es el mar, tan amplio y atrayente.




Con esta entrada también participo en el Reto Handmade Blogueros, con el tema "Accesorios de verano":


Y para terminar, unas fotos de mi viaje a La Palma; estuve hospedada en Santa Cruz de La Palma (hacía dos años que no cogía vacaciones). Fotos tomadas frente a mi hotel:




Había mucho oleaje.


Y la prueba de que estuve allí (os juro que son mis pies ;) )


En una playa de arena negra llena de rocas. Apenas pude bañarme, pero disfruté del sol, unos 25º en pleno diciembre, y me remojé los pies (y algo más) con el oleaje, que daba un poco de miedo... A La Palma la llaman "la isla bonita", y no me extraña. Dejo para otra entrada de otro de mis blogs las fotos de los bosques y de las casas con fachadas de colores...
Una isla totalmente recomendable.


Muchas gracias por vuestras visitas y vuestros comentarios.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...