miércoles, 11 de octubre de 2017

Ositos amigurumis (Reto mensual blogueros)

(Sorry, no me ha funcionado la programación)
Bueno, siento haber estado missing tanto tiempo. Ha sido por dos motivos: no encontrar mi cámara fotográfica y mi estado de salud. Pero he vuelto :)
Y he vuelto gracias a los encantadores Sandra y  Dani que fueron tan amables de invitarme personalmente para su "Reto mensual blogueros", ya que con el post de su estupendo blog SandryCreaciones fueron los ganadores del mes anterior con unos preciosos broches de mariposas. Este mes han propuesto hacer manualidades sobre los osos. Y últimamente no hago mucho ganchillo, estoy más con manualidades y bricolaje, pero bueno, voy a volver a mis origenes, me he dicho, aunque mi vista no es muy buena, así que hala, dos osos de ganchillo. Iban a ser tres, pero no me ha dado tiempo.



Y sin enrollarme más, os presento a mis ositos. Una osita azul con su vestidito (no me ha quedado muy bien, coser no es lo mío, y menos si se hace con prisas).



Tiene piernas móviles, o sea que puede andar, y en el tutorial le maquillan la cara, pero maquillar no es lo mío, y a riesgo de dejarla peor, pues la he dejado con la cara recién lavada.
Os subo una imagen del patrón original sin el vestido (olvidé hacerle una foto a la mía).


El patrón lo podéis encontrar aquí. Está en ruso, pero con el traductor de Chrome se puede traducir al inglés o al español y se entiende bastante bien.

El segundo osito es un bebé.


Con su chupete y su biberón. Como siempre, no me siento satisfecha del resultado de los dos amigurumis (soy una perfeccionista, agghh). Así que no espero votos. Pero dicen que lo importante es participar :)

El patrón del osito bebé está aquí. Esta vez en inglés.

Y aquí están juntos la simpática parejita.



La osita mide unos 10 cm de altura y el chiquitín un poco menos. Hechos con hilo de algodón y ganchillo de 2.15.

Espero que os haya gustado.

Muchas gracias por vuestras visitas y vuestros comentarios.


miércoles, 10 de mayo de 2017

Cuadro marinero


A pesar de que sigo con mis problemas familiares y de salud, me atrajo mucho el reto, porque hace tiempo que tenía ganas de hacer algo con las conchas que llevo coleccionando desde hace años. El mar, ese inmenso y misterioso paisaje, no lo conocí hasta que fui jovencita, en el instituto. Soy de secano, de tierra de La Mancha, y el mar quedaba muy lejos y mis padres no viajaban. Miento, vi el mar con 8 años cuando fui a La Coruña a ver a mi hermano que estaba estudiando en un colegio interno. Pero para mi desgracia no pude bañarme porque hacía frío. En junio. Luego, con unos 13, el cole nos llevó a Andalucía y conocí Nerja y sus playas. Aunque lo que más recuerdo es mi viaje a Palma de Mallorca, con el Instituto, yo con 17 años, ligando por primera vez en una pista de baile... Y bañándome en las playas mallorquinas repletas de alemanes.
La última vez que vi y me bañé en el mar fue en diciembre del año pasado. No, no estoy loca. Estaba en La Palma (en Canarias), una isla preciosa, con bosques de laurisilva y playas rocosas que dan al Este (las que pude conocer). En fin, no me enrollo, paso a enseñaros mi manualidad.

La materia prima fue un cajoncito de 13 cm x 11 cm x 4 cm. No hice la foto del antes, de la madera sin pintar. Pero lo cogí de mi casa del pueblo y debe tener unos 70 años.

Primero, la imagen final:


Un cuadrito que se puede colgar en la pared o poner sobre una estantería. Lleno de conchas, caracoles, arena, redes, un palito, y hasta una perla :)

Y ahora el paso a paso.




Después de lijar el cajoncito y limpiar el polvo, lo pinté de azul marino por fuera y de azul claro o turquesa por dentro. No estoy segura porque yo hice las mezclas con pinturas acrílicas hasta que salió el color que deseaba.
Lo barnicé con barniz incoloro al agua y puse unos clavos sin cabeza para sujetar los pequeños estantes.


Estos son los estantes vistos por debajo. Los hice con palos de helado anchos y los palitos cruzados que los unen son pequeños.


Aquí ya he puesto los estantes. Se me olvidó decir que quité el pomito que tenía el cajoncito (perdón por tanto diminutivo, pero es que es muy pequeño).


Aquí ya he añadido algunas conchas y una red de ganchillo, y unas piedritas; y unas rocallas (creo que se llaman así) transparentes de diferentes colores, como si fuera arena multicolor.
El nudo marinero de la derecha hecho en ganchillo lo quito luego.


Aquí ya he rellenado todo con caracoles y conchas de diversas especies. Si tuviera ganas, y no quisiera aburriros, buscaría cada tipo y os explicaría qué son y cómo se llaman, pero eso para otra ocasión :).


Aquí se ve un detalle de la parte superior.


Aquí un detalle de la parte inferior. He quitado el nudo marinero porque no me convencía y puse otra red color turquesa, como una red de marineros, y un palito en el lateral. Si os fijáis, ¡hay una perla!


Perdonad que se vea un poco borroso, aún no controlo mi cámara en los planos cortísimos...


Y más fotos de la cajita marinera...


Aquí se ve el color de la parte superior (el mismo de los laterales) y la bonita concha que encontré no sé donde que ahora corona el cuadrito marinero. Espero que os haya gustado.

Esta entrada participa en el Reto Mensual Blogueros/as, propuesto por el magnífico blog que construyen Sandra y Dani, SandryCreaciones. Podéis ver la entrada del reto en este enlace. El tema elegido es el mar, tan amplio y atrayente.




Con esta entrada también participo en el Reto Handmade Blogueros, con el tema "Accesorios de verano":


Y para terminar, unas fotos de mi viaje a La Palma; estuve hospedada en Santa Cruz de La Palma (hacía dos años que no cogía vacaciones). Fotos tomadas frente a mi hotel:




Había mucho oleaje.


Y la prueba de que estuve allí (os juro que son mis pies ;) )


En una playa de arena negra llena de rocas. Apenas pude bañarme, pero disfruté del sol, unos 25º en pleno diciembre, y me remojé los pies (y algo más) con el oleaje, que daba un poco de miedo... A La Palma la llaman "la isla bonita", y no me extraña. Dejo para otra entrada de otro de mis blogs las fotos de los bosques y de las casas con fachadas de colores...
Una isla totalmente recomendable.


Muchas gracias por vuestras visitas y vuestros comentarios.


martes, 2 de mayo de 2017

Lámpara en escuadra

Os traigo una entrada cortita y con malas fotos, os pido perdón por adelantado. Yo sigo con mi mala racha.

Hace tiempo que en pinterest y en blogs de decoración vi esta clase de lámparas. Y necesitaba una luz al lado del sofá. Y de no sé dónde (de la calle, creo), había recogido una escuadra de madera nuevecita. Así que la lijé bien para quitar todos los cantos y esquinas y la pinté de verde esmeralda. De nuevo no sé si llamar así a ese color, porque lo obtuve mezclando yo las pinturas (me encanta).

Primero el producto acabado, tal como lo tengo ahora, con unas hiedras artificiales (las de verdad se me morirían).


Ahora el paso a paso. La calidad de las fotos es malísima, no sé por qué.



Parece un dibujo pero os juro que es una foto.



Ya pintada de verde, con el casquillo y la bombilla de bajo consumo.


Luego se estropeó el casquillo blanco, que era reciclado, y lo cambié por otro negro, también reciclado.

Y aquí se ve encendida, con la hiedra alrededor y alumbrando a mi gato Tuso. Es de día, pero como vivo en un bajo-alto, a veces la enciendo para tener mejor luz para el ganchillo o las manualidades.
Por cierto, en la ventana se ve mi última creación, una cortina de ganchillo. No sé si le haré una entrada independiente, con lo que me cuesta hacer los post últimamente...


Muchas gracias por vuestras visitas y vuestros comentarios.



domingo, 19 de marzo de 2017

Mini amigurumis de granja

En primer lugar quiero pediros disculpas por mi larga ausencia. Una mala racha es la responsable. Despido, rotura de la cadera de mi madre, aniversarios tristes, mi cumple (odio cumplir años, sobre todo cuando por dentro me siento más joven), dolores varios, etc. No quiero aburriros y que os vayáis :)
Así que este día, no muy alegre para mí porque me falta mi padre desde hace doce años ya, cómo pasa el tiempo, se me ha ocurrido dedicarle esta entrada. A él, que le encantaba el campo, su huerto, la granja que tuvo cuando yo era una niña. No creo en cielos ni en infiernos, pero sé que sigue vivo dentro de mí y de sus seres queridos. Que le sigo queriendo y que le echo mucho de menos.
Sigue vivo en mi habilidad con las manos, con el bricolaje, en mis días sociables y de buen humor (cuando los tengo :) ). Y aunque procuro no pensar en él porque me pone triste, hoy no he podido evitarlo. Y me he levantado con una energía que sólo me la ha podido dar él y a las nueve de la mañana ya estaba limpiando las ventanas, que buena falta les hacía... Acabando con el dichoso dolor de espalda, claro, pero bueno, con eso ya vivo.

Pero ya no me enrollo más, y acompañando a la granja en miniatura que hice en mi entrada anterior, ahora os traigo tres animalitos que suelen estar en el campo y en las granjas. No son nada del otro mundo. Tres mini-amigurumis, que tenía a medio hacer desde ni se sabe. Y aquí os traigo.

Primero un conejito (o conejita, no estoy segura ;) ):




Hecha con hilo de algodón y ganchillo de 2.25. Cuerpo amarillo y rosa verde y adornos de fieltro verde. Mide unos 8 cm. Y es algo cabezón :)

Este es el patrón.

Una minioveja a la que he cardado la lana del cuerpo:



Mide unos 9 cm.

Este es su patrón.

Y un ratoncito pizpireto:



Mide unos 7 cm.

Aquí va su patrón.


PS: hace tiempo Ana, de Anuskalandia, me dio un premio, muchas gracias de nuevo, Ana. Hoy no me da tiempo a ponerlo, a ver si en el próximo post lo hago... Sorry.

Muchas gracias por vuestras visitas y vuestros comentarios.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...